Archivo de la categoría: ENERGÍA

Programa Solidarias

Solidarias Diciembre 2015

Revista audiovisual realizada por y para las personas, por su interés general. Porque los medios, en general, cuentan otras historias. Porque los movimientos sociales y otros colectivos aquí sí tienen cabida y porque sin ellos ningún cambio sería posible. Porque son Solidarias, y pagan la factura de un modelo agotado, destructivo y cruel.

Enlace a la cuarta entrega:

Contacta: programasolidarias@gmail.com

Anuncios

Hemos ido descubriendo juntos que la sensibilidad química, la fatiga crónica y la fibromialgia, formaban parte de un mismo árbol del que eran ramas con diferente manifestación.

“La Sanidad no se vende, se defiende” … Este slogan pasará como tantos otros a la historia si el colectivo sanitario no se pronuncia… de nada vale salir a la calle, cualquier enfermedad que no sea rentable será descartada por su coste economico y, con ello, los enfermos también.

Pablo lo explica muy bien como podreis leer a continuación y “se moja” para defender a sus pacientes, si el resto no hace lo mismo y se vende, a saber que pasará con todos los enfermos crónicos.

Así funciona el sistema… y por si no teniamos bastante, nos dan la estocada final… de hecho, ya han empezado con ello…

image

Carta a los pacientes y profesionales del Doctor Pablo Arnold LLamosas ante la reciente afirmación del Hospital Clínic sobre la posibilidad de “psicopatología grave” en los afectados de SFC/EM y SQM

La reciente afirmación del Hospital Clínic sobre la posibilidad de una “psicopatología grave” con implicación en la causa de los síndromes de sensibilización central, me lleva a expresarme ante pacientes y compañeros.

A mi juicio, con una redacción ambigua, se deja caer el peso de lo válido en la fatiga crónica, restándoselo –sin decirlo- a la sensibilidad química, amputando la complejidad de una entidad –la sensibilización central- que ha dado sobradas muestras de ser la misma.

Del mismo modo, considero que se tergiversa el trabajo original de otros autores dedicados a los trastornos somatomorfos, para cargar finalmente validez -mediante razonamientos estadísticos- a un conjunto de síntomas para los que existen muchas explicaciones ligadas a causas diferentes, presentándolos como entidades inmutables en sí mismas, para terminar avalando una “posibilidad” imposible de ser dicha en términos generales para casi la totalidad de los pacientes, lo cual es en sí perverso en tanto inobjetable –pero dañino- como excepción extrema, en un contexto donde la mayoría de las personas están siendo marginadas por tratárselas de tener enfermedades que no existen.

El trabajo es a mi juicio sesgado, parte de los presupuestos incorrectos ya que ni siquiera se expresan claramente y en fin, además de una discusión teórica médica, debería ser objeto de un análisis epistemológico exhaustivo.

No puedo afirmar ninguna cosa sobre la intención de los autores. Por otro lado, sus conclusiones sólo pueden ocurrir en un marco público del que no son responsables, salvo en el pequeño acto de aceptación que implican.

No trato de iniciar una discusión sobre este trabajo que, lo único que hace, es poner de manifiesto que existe una situación de desconocimiento, comodidad y agresión, y es de la que todos deberíamos estar hablando.

Por más de veinte años, he visto cómo marginaban a las personas que sufren diciéndoles una y otra vez que están “locos”, lo cual no significa nada en sí mismo y sólo sirve para atenderlos rápida y sintomáticamente, priorizando lo económico en lugar de lo humano.

Simplemente no es posible implicar una “psicopatología grave” en la etiología de estos casos, porque a lo largo de décadas y miles de pacientes vistos por nosotros e innumerables psiquiatras, no existía tal cosa y en cambio, hemos ido descubriendo juntos que la sensibilidad química, la fatiga crónica y la fibromialgia, formaban parte de un mismo árbol del que eran ramas con diferente manifestación.

Yo mismo descubrí que existía la sensibilidad química, cuando tras años de observación y seguimiento constaté que mis pacientes con fatiga crónica, mejoraban con la evitación de xenobióticos y por supuesto, la posibilidad de una psicopatología grave estaba en todos ellos descartada.

Los pacientes desarrollan síntomas reactivos e intensos –independientemente de cual sea su estado psicológico previo- porque comprenden lentamente que son víctimas de una situación global de agresión biológica, química y simbólica de la que difícilmente podrán salir.

Sabemos que la agresión biológica, química y simbólica que media la actividad cortical puede generar cambios como el “kindling” y la pérdida inducida de tolerancia en las áreas rinencefálicas, así como cambios en poblaciones linfocitarias concretas y procesos como los de la segunda señal en el sistema inmune, que para todo concepto es como otro “cerebro” que funciona solidariamente con el neuronal.

Sabemos que la reunión de síntomas que tienen distintas causas posibles, hace que la personalidad del proceso patológico sea difícil de ver.

Los pacientes se sienten otra
persona porque los sistemas que definen constantemente su identidad orgánica, están alterados; más uno o más otro, pero siempre ambos sistemas.

Los pacientes están marginados, porque “esa otra” persona, no tiene cabida en el mundo, tal cual lo conocían hasta antes de enfermar.

Ese mundo niega su existencia y las causas que la generan, favoreciendo por otro lado la mutación de los agentes biológicos, la polución química y el estrés, cuya combinación compleja y continuamente cambiante es el único proceso que puede explicar tal cambio y al día de hoy, no cuenta con los modelos teóricos de Complejidad adecuados.

¿Cómo juzgar en este contexto de total indefensión, la aparición de síntomas en un test, para dejar siquiera caer la posibilidad de que muchas lógicas consecuencias psicológicas reactivas, sean en modo alguno causa de esta situación patológica, atravesada por un marco social de duras características perversas?

Se imponen, creo, algunas consideraciones fundamentales y un llamado a los médicos de primera línea.

Sobre todo para ellos, afirmar desde mi total convencimiento que la Sensibilización Central es un proceso complejo, en el sentido de perteneciente al campo de la Complejidad.

No “complicado” sino multidimensional; plagado de simultaneidades provenientes de órganos y sistemas que se alteran por el cambio de la regulación central neuroinmune.

Los signos y síntomas se presentan en apariencia aleatoriamente y sólo cobran sentido y detentan una correcta relación de causa-efecto, mediante el saber profundo.

El saber profundo es mucho más que el conocimiento racional, al que incluye. Agrega la percepción del movimiento global del proceso patológico, que sólo es posible lograr a través de la empatía con el paciente y el acompañamiento.

Mi experiencia con miles de pacientes, me permite afirmar que son necesarias muchas horas de charla -repartidas entre las consultas presenciales y los llamados telefónicos- para que una persona recién llegada al tema haga ese cambio en su saber profundo y comprenda el tipo de situación a la que se enfrenta.

Esto es importante y deberíamos tenerlo en cuenta tanto los médicos como los pacientes…

El cambio en el saber, no significa comprender mejor racionalmente, sino interiorizar y seguir el movimiento de los cambios multidimensionales que implican estos síndromes.

Podría hacerse la analogía entre lo que sería comprender la explicación de cómo navegar y el tener el saber que habilita a una correcta navegación…

El mar o el río son sistemas complejos y la realidad del paciente “se navega” como un barco los navega a ellos; en el caso clínico a través del tiempo, el relato y los exámenes complementarios correctamente contextualizados.

La función de un terapeuta es ayudar a que el paciente salga del nudo existencial que plantea la enfermedad y encuentre su propio devenir en las también complejas relaciones con el mundo.

Vale aclararlo, porque si no existe un correcto y empático acompañamiento, no es posible cumplir con esa función cuando nos encontramos ante este tipo de cuestiones teóricas.

Existe una situación perversa que hace de los pacientes con sensibilización central verdaderas víctimas de una estructura de relaciones sociales donde es banalizado su sufrimiento y no es reconocida su nueva condición.

La proliferación de estudios científicos que intentan aportar datos sobre aspectos particulares o generales de la sensibilización central, tienen, en el mejor de los casos, algún beneficio técnico, que no llega jamás a corregir la situación global ética de la que estoy hablando.

Más aún, es en el marco de esta situación que son posibles estudios inobjetables desde el punto de vista del Método Científico, referidos por ejemplo a la causa o los aspectos psicológicos de estos síndromes, que desvían muchas veces la atención sobre la dinámica global perversa a la que hago referencia y validan inadvertidamente un seguimiento rápido y sintomático, que sirve en última instancia a razones económicas que prevalecen sobre las humanas.

Estos estudios, como por supuesto los cuestionables, discurren sin mayor objeción dentro de la comunidad científica y la sociedad entera, porque no se salen de ese otro esquema mayor, global, perverso…

Aceptamos durante años tropezar con consultas donde se nos dice que estas enfermedades no existen, o que estamos locos, o en los mejores casos se nos da un diagnóstico, pero se nos deja librados a nuestra suerte.

Luego, cuando en la impunidad de esta situación ocurren contradicciones en lo científico, protestamos, como si arreglando lo técnico se arreglase la situación general…

Tenemos miedo. Y no es en vano. Sabemos que seremos castigados y hasta los mismos a los que pretendemos ayudar, es muy posible que se pongan en nuestra contra. Porque el castigo social es grande y puede empujar ese estado de marginación a uno de exclusión total en cualquier momento.

Para que el sufrimiento quepa en la lógica económica, basta con ofrecer algo aunque no solucione el problema y esperar a que esa persona que deambula una y otra vez por las consultas, vuelva…

Los síndromes de sensibilización central existen y no son “psicológicos”; no más que cualquier otra enfermedad. Lo que algunos pretenden validar como “causa” de tipo psicológico, no es más que la tergiversación del significado de los lógicos síntomas que ante la agresión simbólica de su no-reconocimiento, desarrollan estos pacientes.

Más aún, como una matriz que lo penetra todo, los elementos de orden tangible –no ya esta disposición de lugares que vengo denominando como perversa- como los químicos –sobre todo xenobióticos- y distintos agentes biológicos, forman parte de un brutal golpe que la sociedad entera ha recibido en forma de polución química, biológica y de exigencias distresantes de nuevos modelos culturales que se han globalizado.

Que estos síndromes se mantengan bajo la denominación de “psicológicos” o “de causa desconocida” sirve en última instancia a nuestras consultas.
Las privadas, porque estando las cosas de este modo, podemos calificar la patología como “más allá de nuestro alcance” y crear así una “consulta crónica” –en el sentido de consulta continuada.

A las estatales, porque el Estado elude la responsabilidad de tener que lidiar con corporaciones, intentando mantener una imagen inobjetable ante la opinión pública, con atenciones rápidas y basadas en la evidencia.

Escasas personas buscan nuevos modelos que den cuenta de la Complejidad, única manera de someter al Método Científico esta problemática…

Mientras tanto, la patología no se resuelve y la humanidad del paciente es triturada y arrojada fuera del sistema.

image

Hago un llamado a los médicos de Atención Primaria.

La atención de estos pacientes es posible en las estructuras que tan bien conozco y hasta con los tiempos irracionales que nos imponen desde las instituciones, a través del Equipo que forman médico, enfermero, psicólogo y asistente social.

Los síndromes de sensibilización central no son de causa desconocida. Son generados por agresiones conocidas en el sistema nervioso y el sistema inmunológico.

Existe abundante literatura científica que lo demuestra, tanto o más que la que existe para otras patologías que nadie cuestiona.

Cuentan con mi colaboración en todo lo que posibilite mi experiencia.

“Son ustedes quienes ven primero a los pacientes y quienes no dependen de su visita particular para seguir subsistiendo.

Sé que están sobrecargados y que apenas pueden llevar las patologías clásicas, pero adentrarse en los síndromes de sensibilidad central alivianará su trabajo en vez de aumentarlo.

La razón es importantísima: estos síndromes tocan la gran mayoría de las patologías que tratamos.

La tríada de fatiga crónica, fibromialgia y sensibilidad química, nos ha permitido comprender cuestiones que exceden con mucho sus campos, extendiendo nuestras posibilidades a la casi totalidad de la patología que tratamos.

Un quiebre energético con características especiales, la concurrencia de la tergiversación de los estímulos normales y la disarmonía en el funcionamiento neuronal e inmune, fue haciéndose claro en las otras patologías –por cierto frecuentes acompañantes- y a todos los dedicados al tema, nos introdujo en muchas otras enfermedades hormonales, inmunológicas, endócrino-metabólicas, digestivas, respiratorias y del sistema nervioso, que cobraron finalmente un sentido característicamente unificado, que tiene correlato con el cambio regulatorio central neuroinmune.

Estos síndromes nos están avisando de una situación que debe cambiarse.

Comprenderlos y tratarlos correctamente, nos ayudará a tratar todo el resto de las enfermedades, mejorando la calidad de vida de los enfermos y produciendo un verdadero ahorro económico que además de reducir costos, lleve a un mejoramiento ético.

Las unidades y consultas especializadas deberían estar transmitiendo las cosas aprendidas al área de Atención Primaria.

Sólo ustedes están en condiciones de escapar a estas razones que operan más allá de lo explícito y son las que realmente sustentan el modelo actual de atención.

Los pacientes confían en nosotros y está en nuestras manos cambiar las cosas.”

Dr. Pablo Arnold Llamosas

Publicado desde WordPress para Android

Plataforma por un nuevo modelo energético

Os copio la convocatoria que nos ha llegado de la PLATAFORMA POR UN NUEVO MODELO ENERGÉTICO para que la difundáis lo más posible y seamos muchas el miércoles en Sol:

CUANDO: Miércoles 22 de Enero. 20:00
DONDE: Puerta del Sol

image

Desde la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético estamos impulsando un acto contra la pobreza energética en coordinación con el mayor número de organizaciones posible. La Plataforma lleva organizando actos una vez al mes desde septiembre, pero queremos que el de enero sea especialmente potente.

Las razones: la sinrazón del gobierno en connivencia con las eléctricas, que ha impulsado una política energética suicida, con importantes subidas de la factura eléctrica, profundizando en un sistema insostenible social, económica y medioambientalmente, y que seguirá profundizando en este problema que afecta a cada vez más personas.

Al acto habrá que llevar mantas y velas, con las que simbolizaremos la situación de muchos hogares a los que se les corta el suministro eléctrico (1’4 millones en 2012 [1]), y quienes pasan frío en sus viviendas por no poder hacer frente a las facturas de electricidad, gas o gasóleo (alrededor ya de un 20% de hogares).

Se llevarán pancartas, folletos, y cualquier material de difusión que sirva para dar a conocer el problema. Se convocará a medios y necesitamos ser el mayor número de personas y organizaciones posible.

LA POBREZA ENERGÉTICA

Según estadísticas del INE, un 18% de los hogares no tienen una temperatura adecuada en invierno, mientras que en verano esta cifra se eleva a casi el 25% [2].

Las causas de la pobreza energética son 3:

1 – Bajas rentas (y rentas que van en descenso)

2 – Altos precios de la energía (que van en aumento, con incremento del 50% del gasto en hogares entre el 2006 y 2012, según el INE [3])

3 – Mala calidad de los edificios (problema estructural en el estado español)

LA ESTAFA DE LAS ELÉCTRICAS

Es momento de pasar a la acción!

Hoy en día ya es más barato consumir la electricidad procedente de renovables, especialmente si se hace in situ, mediante sistemas de autoconsumo y generación distribuida, pero las grandes compañías eléctricas defienden su modelo centralizado y contaminante para no perder su poder en el mercado. 

Es alarmante el funcionamiento en régimen de monopolio y oligopolio del sistema eléctrico, su ofensiva contra un modelo más limpio, social y barato mediante ahorro, eficiencia y renovables, para mantener sus altos beneficios. 

Un ejemplo: los beneficios de Red Eléctrica de España (REE) en 2012 fueron del 28% después de impuestos [4].

EL ESCÁNDALO DE DICIEMBRE 

La aprobación en el Congreso de otra ley gravemente perjudicial para el conjunto de la sociedad, que no reforma del sistema eléctrico y que nace ya muerta con un déficit de varios miles de millones de euros.

En el mismo día la subasta CESUR (la que fija el precio de la electricidad para la mayoría de hogares), con una subida de precios escandalosa (12%) y anulada por decreto, tras varias semanas con precios en el mercado eléctrico por los aires y con maniobras muy sospechosas de las eléctricas. 

El gobierno ha establecido una subida política del precio, pero si no cambian las reglas del juego nos enfrentaremos a más déficit y más subidas, porque el verdadero problema son las leyes que regulan el funcionamiento del sistema en su conjunto

Peonada Filosofal

“En la vida, como en ajedrez, las piezas mayores pueden volverse sobre sus pasos, pero los peones sólo tienen un sentido de avance.” Juan Benet.

image

Y, puestos a avanzar como buenos peones, avanzaremos en un breve ajedrez filosófico a través de la Historia para concluir, por ejemplo, un día como hoy, y llegar a dar jaque, de la mano de los mayores pensadores de la Historia, sea cual sea su opinión al respecto, sea confrontada en algunos puntos u obvia en otros dada la evidencia y/o la propia experiencia… Le darán jaque…

Platón define la justicia como “la máxima aspiración de una organización social y política en equilibrio”…(los productores practicarán la moderación, los guardianes el valor y los gobernantes la prudencia…)

Nada más lejos del desequilibrio actual entre jocosas comilonas, despilfarros varios y ERE que ERE de las grandes empresas, el miedo generalizado y la bajada de pantalones de quienes juraron proteger a la ciudadanía de la delincuencia y la corrupción, y la imprudencia temeraria de nuestros gobernantes de abocarnos a la miseria en pro de intereses comerciales…

A salto de caballo y como diría el irónico Maquiavelo, “el hecho de pasar de particular a príncipe presupone necesariamente o virtud, o fortuna…”
…Algunos han de ser muy, pero que muy afortunados porque lo que es virtuosos…

Limitándome a transcribir sus palabras, reflejo la opinión que me merece el discurso político actual:

“…porque desde hace algún tiempo jamás digo aquello que creo, ni creo lo que digo, y si alguna vez se me ocurre decir la verdad la escondo entre tantas mentiras que es difícil volver a encontrarla…” Fin de la cita.

Quizá alguien se pregunte por qué, si el sentimiento es generalizado, no se enfrenta o se evita esta situación crítica y capital en la que nos encontramos…

La respuesta podría encontrarse en “el mecanismo por el que un sujeto se desposee o pierde algo de sí que se convierte en propiedad de otro” o  la “alienación” definida por Marx…

El trabajador alienado realiza tareas que no siente como suyas, no digamos quien no puede realizar ninguna labor porque está desempleado…

El proletario no es sólo alguien explotado, sino alguien consciente de ser explotado, y con arduos deseos de acabar con esa situación, acabar con esa plusvalía que siempre redunda en beneficio del capitalista, para que el valor del objeto producido vuelva directa o indirectamente a su productor, pues no debería haber diferencia entre el valor de cambio de lo producido por la fuerza del trabajo y la retribución; y abolir, no la propiedad en sí, sino la propiedad burguesa.

Digamos, por un momento, que no nos sentimos proletarias (que no es el caso) y que asumimos que la diferencia de clases es necesaria y que estamos subordinadísimas porque la nuestra es inferior o superior a otras…
¿No deberían, al menos, esos seres superiores, predicar con el ejemplo?

Hagan lo que quieran y digan lo que piensen… Deseen…
Que Todo es relativo…

¿A quién les recuerda?

El deseo de Spinoza no es el deseo tal y como lo entendemos hoy en día, sino el apetito, el impulso o la fuerza vital que se ha vuelto consciente. Esa fuerza común a todos los seres vivos que les hace perseverar en el ser, en seguir existiendo, en conservar la vida e intentar sacar lo mejor de ella… Lo que hace diferente al Hombre es tener conciencia de ello y la obligación de actuar, producir y construir según su naturaleza y capacidades.

El deseo en este sentido, junto con la alegría y la tristeza, es uno de los afectos principales para Spinoza…

Y Muchos de nosotros ardemos en su deseo, no me cabe duda…

¿Y entonces?

Ardiendo en este respecto Spinoza nos desvela que “el gran secreto del régimen monárquico y su máximo interés consiste en mantener engañados a los hombres y en disfrazar, bajo el nombre de religión, al miedo con el que se les quiere controlar, a fin de que luchen por su esclavitud como si se tratara de su salvación, y no consideren una ignominia sino el máximo honor dar su sangre y su alma para orgullo de un solo hombre.”

Cierto es que entiende la libertad como una forma de voluntad, hasta el punto en que lo único que hace libre al hombre es actuar por sí mismo y no por nada externo, así que, haciéndole honor, es libertad de cada quien hacer lo que quiera y decir lo que piense, pero que sea por él mismo y no busque excusas externas para tomar su determinación… Y hacer algo…!!

¡¡Apelo al chino que todos llevamos dentro!!
(no al que Miss nosequé adjudicó la “confución” en un certamen, sino al de verdad… :P…)

“Nuestros antiguos sabios practicaron la observancia de las 3 leyes fundamentales de relación (entre soberanos y súbditos, padres e hijos y entre esposo y esposa), así como el cultivo de las 5 virtudes capitales, por su excelencia y necesidad:

La HUMANIDAD, o sea el amor a todos los seres sin distinción.
La JUSTICIA, que da a cada quien lo que es debido, sin favorecer a uno sobre otro.
La CONFORMIDAD con los ritos prescritos y usos establecidos de la sociedad, a fin de que sus miembros tengan un mismo modo de vida e igual participación en las ventajas e inconvenientes de la misma.
La HONRADEZ, o la rectitud de espíritu y corazón que nos induce a buscar en todo la verdad, a desearla sin engañarse a uno mismo ni a los otros.
Y para terminar la SINCERIDAD o buena fe, la franqueza de corazón que excluye todo fingimiento o disfraz, en conducta y palabras.

Todo lo anterior hizo a nuestros primeros maestros respetables durante su vida e inmortalizó su nombre después de la muerte.
Tomémoslos por modelos…” CONFUCIO.

¡¡Cultivémoslos con urgencia!!

Apelo, si lo preferís, a uno de los conceptos clave del budismo, al karma, la ley de causa y efecto… “Tú eres lo que eres como resultado de lo que hiciste en vidas anteriores…¿Qué harás en ésta?.”

Incluso, y por si sirviera para amarillear el rojo ardiente que parecerá que corre por estas letras, y para conocimiento de todo aquel que aún no haya abandonado una lectura a salto de caballo de una peona cualquiera, sabed que hasta el agnóstico, anticomunista y liberal intransigente Bertrand Russell, que afirmó tras conocer a Lenin que el estado soviético era “un asilo de lunáticos homicidas donde los celadores eran los peores”, se declara incapaz de estar de acuerdo con los que aceptan con fatalismo la creencia de que el hombre ha nacido para sufrir, cree que “La inteligencia, la paciencia y la elocuencia pueden, tarde o temprano, alejar al género humano de las torturas que se ha impuesto, siempre que, mientras, no se extermine a sí mismo.”

Quisiera creerlo…

¿Sería posible hacer de tripas corazón político por una vez en pro de la comunidad?

¿Seríamos capaces de organizarnos y no acabar a voces?

Quisiera creerlo pero:

“Sé sincero incluso si la verdad es inconveniente, pues resulta más inconveniente cuando tratas de ocultarla…” B. Russell.

Sobre todo con uno mismo… Seamos autocríticos…

Todos los filósofos estarían de acuerdo en dar jaque, por una u otra razón, a nuestra mentalidad occidental alienada, desinformada, mal informada y poco formada…

Dejemos de manera momentánea a un lado las convicciones… No soy de las que se deja convencer fácilmente, ni siquiera a sí misma, ni tampoco trato de ser convincente… A decir verdad, no se me da muy bien, y prefiero creer que no estoy muy convencida de nada…

Parto del intento supino de comprender la motivación en sí misma, sin objeto alguno más que la reflexión propia sobre la situación filosófica de mi estado natal… mental…

“Lo propio del hombre es abrir camino, porque al hacerlo pone en ejercicio su ser…”

“La acción ética por excelencia es abrir camino…” María Zambrano.

Y Mientras los individuos sigan estando obligados a venderse en el mercado de trabajo, mientras que su papel en la producción sea secundario, seguirá habiendo factores de coerción y opresión que limitan mucho la discusión sobre la democracia, si es que tiene sentido tal discusión en un mundo de privación de autonomía laboral, moral y material…

En el planteamiento filosófico libertario de Chomsky, la organización y el control reside en el trabajo y en la comunidad, como en la experiencia española de los años 30, en que los trabajadores del campo y las fábricas demostraron ser capaces de administrar sus asuntos sin ninguna presión desde arriba, al contrario de lo que querían creer los socialistas, los comunistas y otros en la España republicana. Esa revolución anarquista fue sencillamente destruida por la fuerza, pero demostró la capacidad de la gente humilde para organizarse y gestionar sus asuntos…

La idea del anarquismo es que la delegación de la autoridad sea mínima y que sus participantes puedan ser directamente sensibles a la comunidad orgánica en la que participan en cualquiera de estas instancias de gobierno.
Lo ideal es que fuera de manera temporal o parcial durante el periodo en el que se ejerce…

Donde haya participación directa, mediante la autogestión, en los asuntos sociales y económicos, las facciones, los conflictos y diferencias de intereses, ideas y opiniones serán siempre bienvenidas y estimuladas, pero expresadas en estos niveles, no se entiende la razón, en tal caso, para que se agrupen en dos o tres partidos políticos. La complejidad de la vida no puede agruparse de esta forma… Los partidos representan básicamente intereses de clase, y en una sociedad como ésta las clases habrían sido ya superadas…

El trabajo menos atractivo sería distribuido equitativamente entre toda la gente capaz de hacerlo… (Por desgracia hoy, quienes hacen el trabajo más indeseable son precisamente los que cobran menos…)

Las decisiones serían tomadas por una clase trabajadora informada y educada, a través de asambleas o representantes directos, mientras en el sistema socialista de Estado el plan es diseñado por una burocracia que acumula para sí toda la información…

El objetivo del socialismo libertario es contribuir a la transformación espiritual de la manera en que los hombres se conciben a sí mismos y a su forma de actuar y decidir…

Y Sí, deberían aparecer nuevos aspectos en la naturaleza humana…
(Alguno va apareciendo tímidamente, seamos optimistas…)

Tanto la concentración económica como el desarrollo de estados omnipotentes y opresivos seguirán produciendo rechazo, esfuerzos de liberación personal e intentos de organización para lograr la emancipación social…

La mayor parte de esos esfuerzos serán mínimos, a pesar de padecerlos la mayoría… Pero al menos suponen un rechazo visible a la opresión del poder económico privado y de la burocracia estatal.

Espero que tarde o temprano triunfen…

Y seas quien seas, seguro que tienes razones más que filosóficas para dar jaque…

Y Nosotr@s también… Por eso ofrecemos los ínfimos esfuerzos que nos quedan tras tanto “dejavu” filosofal, para dar jaque, con la venia de nuestros pensadores, a una monarquía corrupta e impuesta, a un sistema ineficaz y obsoleto y a un gobierno oportunista e inepto que le queda grande gobernar y que nos hace cada vez más pequeños…

Damos jaque a la mentira, a la manipulación y al miedo…

O perderemos la partida en el intento… Al menos el juego se habrá acabado…

image

“En la vida, a diferencia del ajedrez, el juego continúa después del jaque mate.” Isaac Asimov.

#28s #JaquealRey Ellos ya están de camino…

Jaque al Rey Vídeo

el unwento amarillo…